TRAMPAS CROMÁTICAS: MONITOREO DE INSECTOS

TRAMPAS CROMÁTICAS: MONITOREO DE INSECTOS title=

Cada vez más gente opta por cultivar sus propios vegetales, desde Procampo les ayudamos a conseguir un equilibrio entre producción y fitosanitarios, ya que aconsejamos que si van a consumir ellos los productos aprovechen e intenten hacerlo lo más ecológico y libre de residuos posible. Esto muchas veces solo es posible gracias a un buen asesoramiento, que no quiere decir que incremente el coste de los productos en ningún caso.

Poco a poco vamos aumentado la gran familia de productos ecológicos que tenemos, nuestra última incorporación han sido las trampas cromáticas.Estas trampas atrapan a diferentes insectos dependiendo del color que sea; las más comunes son amarillas, azules y negras. Una vez el insecto se posa en ella, no puede abandonarla y muere, ya que llevan incorporada una capa de pegamento. Se suelen utilizar como monitoreo pasara saber el nivel de plaga y realizar o no algún tratamiento, o como trampeo masivo.

Estas trampas funcionan por la diferencia de longitud de onda del espectro visible reflejada, es decir, son de diferentes colores. Este factor influye en los insectos ya que se ven atraídos por una u otra longitud de onda (color) dependiendo de la especie; de esta manera, los pulgones y la mosca blanca se ven más atraídos por el amarillo; mientras que a los tripsles gusta más el azul; y la tuta se ve atraída por colores oscuros como el negro.

Dependiendo de nuestro propósito usaremos diferentes cantidades:

  • Seguimiento de la plaga: 5 trampas /1000m2
  • Captura masiva: 1 trampa/20m2

La colocación de las trampas varía en función del color. Así las amarillas y azules hay que colocarlas en vertical, es decir, colgadas, ya sea de un alambre, caña o cualquier artilugio que os inventéis. En cultivos como tomate, pepino y pimiento, las trampas deben colocarse justo por encima de la planta y subirlas según crezca el cultivo. En cultivos con poca cobertura las trampas deben ser sujetadas por alambre a un máximo de 30 cm por encima del cultivo, para evitar demasiado el movimiento por el viento.

Sin embargo, las negras hay que colocarlas en horizontal, apoyándolas con cuidado en algún tipo de caja de fruta con agujeros, ya que al llevar pegamento por las dos partes sino lleva agujeros se nos quedara pegada a la superficie y no podremos aprovechar la otra cara.

Espero que os animéis a probarlas, es un método sencillo y limpio de realizar un monitoreo en nuestra finca o huerto.

Buenas cosechas!

Comentarios

Deje su comentario